Recomendaciones para la ventilación como medida de prevención frente al Covid-19 - Proyecto Clima
[premmerce_search]
SanitizaciónVentilación

Recomendaciones para la ventilación como medida de prevención frente al Covid-19

By Junio 12, 2020Agosto 25th, 2022No Comments
Comparte este artículo

En vista que el principal medio de transmisión del Coronavirus es aéreo, la Climatización y Ventilación de oficinas y Locales Comerciales, resultan ser instalaciones de carácter primordial para para la prevención y el control del virus. A continuación daremos algunas recomendaciones para buenas prácticas para reducir el riesgo de infecciones por el coronavirus.

Recomendaciones-para-la-ventilación-como-medida-de-prevención-frente-al-Covid-19

Los Organismos de salud recuerdan la importancia de considerar la ventilación para la prevención y control de las infecciones por el virus.

El Coronavirus se transmite entre personas principalmente por el aire, a través de pequeñas gotas que se producen cuando la persona infectada habla, tose o estornuda. Las gotas se depositan rápidamente en las superficies cercanas y es por ello que se recomienda mantener la distancia de 2 metros entre personas y utilizar mascarilla como medida de prevención de contagio.

Sin embargo, el virus puede permanecer en superficies y el aire durante unas horas, e incluso desplazarse a más distancia al ser transportado por flujos de aire o por los ductos de aire de los sistemas de ventilación y climatización.

 

 

 

Recomendaciones de ventilación para un retorno seguro a Oficinas y Locales.

 

Para reducir las probabilidades de contagio, es necesarios realizar la renovación del aire en ambientes cerrados.

Algunas de las recomendaciones básicas para mantener una buena calidad del aire interior frente al coronavirus están:

 

  1. Contar con una máxima aportación posible de aire exterior en recintos, mediante ventilación natural y/o mecánica y en climatización. Si sólo se dispone de ventilación natural, maximizar el caudal de renovación del aire abriendo ventanas y puertas
  2. Realizar una primera ventilación de oficinas y locales, dos horas antes de comenzar a usar los recintos y mantenerla operativa una hora después del término de las actividades, en lo posible manteniendo la ventilación operativa durante todo el día.
  3. El sistema de extracción debe contar con descargas alejadas de los puntos de tomas de aire exterior y en el caso de que estén próximas, hay que extender ductos de descarga o instalar barreras para impedir el traspaso de aire.
  4. Para la extracción de baños es recomendable que el sistema este operativo de forma continuada y con un caudal optimo por cada artefacto. Se debe considerar que en la mayor parte de las oficinas el sistema de extracción de aire es el único punto de eliminación de aire viciado, lo cual hace que el aire de toda la oficina recircule hasta la batería de baños. Lo anterior hace imprescindible que estos recintos cuenten con una sanitización y desinfección constante durante el día de trabajo.
  5. Con la finalidad de evitar la transmisión fecal-oral del virus, antes de accionar la descarga de agua en los inodoros debe cerrarse la tapa. Es poco recomendable utilizar urinarios y secadores de aire para las manos. También se recomienda revisar diariamente que los sifones de los inodoros y lavamanos estén llenos de agua, poniendo atención en baños que tienen poco uso diario.
  6. No es recomendable el uso de ventiladores domésticos con aspas, de pie o de sobremesa, ya que se transforma en una fuente de dispersión de aire gotículas entre las personas.
  7. Respecto a las Unidades Manejadoras de Aire (UMAS) o equipos Rooftop, su funcionamiento es por medio de la recirculación de aire, lo cual puede aumentar el riesgo de transmisión del virus de un recinto a otros, por lo que se recomienda cerrar las compuertas de recirculación y trabajar exclusivamente con aire exterior.
  8. Por otra parte, es recomendable implementar la instalación de filtros anti bacteria en equipos de recirculación interna de recintos, tales como equipos Split y Fancoils. Los equipos convencionales incorporan en su gran mayoría filtros lavables para polvo y partículas, pero no permiten la desinfección y sanitización del aire que pasa por los equipos. Si se debe tener en cuanta el caudal de aire que pasa por el equipo y seleccionar el adecuado, para no afectar su funcionamiento.

 

Algunas recomendaciones para sistemas de Climatización.

 

Las recomendaciones de ventilación para evitar la transmisión del virus, claramente afectará el sistema de Climatización de espacios cerrados ya que la inyección de mayor aire exterior también conlleva a igualar las temperaturas del exterior con el interior. Sin embargo, los edificios tienen la posibilidad de implementar recuperadores de calor en los sistemas de ventilación que permiten disminuir las perdidas de temperatura.

Otro factor destacado será la importancia de una limpieza, sanitización y desinfección correcta de los equipos, ductos y accesorios como rejillas y termostatos, antes de ponerlos en funcionamiento y de forma periódica durante la temporada de uso.

  • UMAS: Tal como se mencionó anteriormente, se recomienda evitar la recirculación del aire, ya que, aunque las secciones de recirculación estén dotadas de filtros del aire de retorno, estos filtros normalmente no son anti bacterias. Los recuperadores de calor deben pararse temporalmente, para evitar contaminaciones del aire de entrada con el de extracción o de no ser posible sanitizarse de forma frecuente. Los recuperadores de placas no constituyen un alto riesgo, mientras que los recuperadores de doble batería si resultan ser seguros.
  • Equipos Individuales: se recomienda detener el funcionamiento de equipos individuales tales como fan-coil o splits, que tienen como función recircular el aire interior calentándolo o enfriándolo. Por el contrario, si no es posible hacerlo, se debe evitar que generen corrientes de aire y sanitizarlos periódicamente. Las superficies de contacto diario por las personas (termostatos y controles) Se recomienda una limpieza y desinfección diaria de las superficies con productos de uso domestico de limpieza y desinfección, con una frecuencia diaria. Las frecuencias de aplicación de productos pueden variar en función de las horas de uso, del tipo de usuario y de la ocupación del espacio.
  • Sistemas de Climatización que no puedan trabajar sólo con aire exterior: en lo posible evitar su uso o bien implementar un sistema de ventilación mecánico en paralelo que permita automatizar el recambio de aire en los recintos. Si lo anterior no es posible, es necesario extremar su limpieza y desinfección. Se recomienda desinfectar diariamente la superficie de retorno y de impulsión de los equipos y semanalmente una limpieza y desinfección del interior del equipo, junto con cambiar el filtro por uno con tecnología anti bacterias.
  • Control de Humedad: En lo posible utilizar equipos que permitan mantener la humedad relativa interior entre 40 y 60% (solo si los equipos lo permiten), ya que que los sistemas nasales y las membranas mucosas son más sensibles a las infecciones a humedades por debajo del 10 – 20%.

 

Recomendaciones para la Mantención de los equipos

  • Los filtros: Antes de iniciar la puesta en marcha de los equipos, es recomendable cambiar los diferentes filtros de las unidades de ventilación y equipos de tratamiento del aire.
  • Limpieza y desinfección inicial: se aconseja, como medida de prevención general, que antes de poner los equipos de tratamiento de aire en funcionamiento se les realice una limpieza y desinfección.
  • Revisión red ductos y calidad ambiental: Conforme a lo establecido la norma UNE 100012, resulta obligatorio para edificios con potencia instalada sobre 70 Kw realizar anualmente una revisión de la red de ductos. Limpieza de sistemas de climatización y una revisión de la calidad ambiental, de acuerdo a los criterios de la norma UNE 171330. Estas revisiones deben ser realizadas por empresas de mantención de instalaciones de Climatización, las cuales pueden ser planificadas para los siguientes meses después de la apertura de oficinas y locales. El diagnostico de las revisiones determinará la necesidad de la limpieza y desinfección de los ductos, entre otros aspectos.
    Como prioridad será la limpieza y desinfección de los equipos de aire antes que las revisiones de ductos.
  • Las actividades normales de mantención se realizarán con la frecuencia habitual.

 

Recomendaciones para desinfectar los equipos

  • La limpieza y Sanitización de los equipos de Climatización, debe realizarse de acuerdo con el protocolo establecido en la norma UNE 100012.
  • La Sanitización debe ser aplicada posterior a una limpieza adecuada. No se deben usar biocidas como sustitutos de la limpieza.
  • Los productos sanitizantes deben utilizarse siguiendo estrictamente las condiciones de uso que figuren en la resolución de inscripción de los productos en los citados Registros, en sus etiquetas y fichas de datos de seguridad. Tener presente que no se deben aplicar de forma continua con aplicación mecánica, con dosificador ni en presencia de personas.

Es importante, por tanto, que la persona o entidad responsable de la sanitización valore la posibilidad de adoptar las medidas de prevención y seguridad necesarias para cada producto y aplicación, previamente a la realización de la sanitización, para evitar posibles efectos nocivos para la salud de las personas que luego ocupen el local.

  • Estos desinfectantes deben ser utilizados por personal profesional especializado.

 

Fuente: Empresas S&P

 

 

Si requieres asesoría técnica para tu Proyecto, escríbenos un mensaje y te atenderemos a la brevedad.

Suscríbete a nuestro Newsletter